sábado, 28 de abril de 2007

Don Limpio, inspector jefe.

El ceño fruncido revela un carácter fuerte y un comportamiento reflexivo pero mordaz, quizá por momentos un tanto déspota. Todo el mundo le conoce por el apodo: Don Limpio. Tiene 65 años y está Divorciado. Es el inspector jefe de la policía de Ciudad. Su currículo es extenso y está lleno de casos resueltos, a excepción del expediente de Dollar, abierto aún a su pesar. Muy pocos saben que se llama Manuel Espartero y que desciende en línea directa del General de dicho nombre, jinete de un caballo de bronce que los tiene tal que así. Quiere jubilarse poniendo a su carrera un broche de oro: apresar a Dollar. Para ello necesita sorprenderlo in fraganti, con las manos en la masa, y para esa sorpresa requiere de la colaboración interesada de Albino y del apoyo de la agente en práticas Copi. Don Limpio es un inspector efectivo pero huraño. No mantiene relaciones con nadie fuera del ámbito del trabajo.
Es un confeso y notorio cleptómano, variante ¿me dejas un bolígrafo? Y tiene fobia a las nuevas tecnologías.
Antecedentes familiares: El padre, Manuel Espartero, fallecido hace veinte años, era un teniente de la Guardia Civil muy aficionado a la astronomía. Decía descender del General Espartero y trató sin éxito de que le fueran reconocidos los títulos de Vizconde de Banderas, Conde de Luchana, Duque de la Victoria, Duque de Moreli y Príncipe de Vergara. La madre, Agustina Mendes, fallecida hace sólo diez años, tuvo una vida anodina, sometida a la voluntad del marido, primero, y de su único hijo, después. Durante la última adolescencia, asiste al mismo colegio que Dollar, ambos comparten asignaturas y juegos pero es Dollar quien destaca sobre él. Es en ese período cuando un profesor le descubre robando un lápiz, y da en llamarle Don Limpio. Al margen del colegio, otro suceso marcó su niñez: estando paseando con su padre, que se desplaza en silla de ruedas, son atacados por dos delincuentes. Al padre le dejan tirado mientras destruyen la silla a martillazos. Don Limpio-niño les hace frente pero le tumban del primer sopapo. Ya por entonces cuenta  con una notable colección de útiles de escritura. Ha aprendido la técnica de la serigrafía y la emplea para personalizar sus bolígrafos. Entra en la policía y allí pasa toda su vida laboral, recorriendo el escalafón peldaño tras peldaño. Ahora se va a jubilar, pero antes quiere detener a Dollar, a quien somete a un fuerte control de seguimiento. Su colección de bolígrafos, serigrafiados con su apodo, ocupa una habitación presidida por la foto del General Espartero.

CUADRO RELACIONAL DE DON LIMPIO:
Albino. Le trae sin cuidado, pero lo utiliza a favor de sus intereses. Teniéndolo como infiltrado podrá determinar el lugar y el momento en que atrapar a Dollar.
Copi. No consigue domeñarla. Hay una guerra no declarada entre ellos, donde están en juego dos concepciones distintas de la sociedad y de la justicia. Cuenta con la colaboración técnica de Copi para determinar el lugar y el momento exacto donde lograr capturar a Dollar.
María Luisa Clermont. Sólo al final entra en relación directa, cuando sospecha que le han tomado el pelo y que el robo de la corona podría ser una trampa. Tras la explosión y a pesar de haber resuelto el caso y recuperado la corona, Don Limpio descubre que el abuelo de Albino se llamaba Andrés Clermont, no Pablo Ruiz como afirmaban, lo cual le hace sospechar que las pinturas que guarda en casa María Luisa Clermont son de Picasso y que el zulo de la iglesia de Santiago ha servido a Dollar para esconder el verdadero motivo –sea el que fuere- de su intervención. Pero al requerimiento de Don Limpio de por qué María Luisa Clermont llama Pablo Ruiz a su padre, cuando en el registro consta el de Andrés Clermont, aquella responde en francés diciendo que “cochon, porc, les enfants de la patrie”.
Padre Miguel. Sin relación directa. Salvo petición de bolígrafo.Dollar. Es su pesadilla. El único delincuente que todavía no ha podido detener. Siendo niños estudiaron en el mismo colegio y Dollar siempre le superó en todo, tanto en los estudios como en los juegos, de modo que ahora Don Limpio ha encontrado la ocasión de vengarse.
Morgan. Sin relación directa, salvo los encuentros propiciados por la compañía de Dollar. Y las peticiones de bolígrafos.
Pompeyo. Sin relación directa, salvo en el momento final, frente a la iglesia Santiago, junto a Dollar y Morgan, cuando...
La Virgen Negra. Sin relación directa.La Virgen Blanca. Sin relación directa.
Triple Eme. Tiene hacia ella un trato especial, rancio, quizá porque la considera propiedad de Dollar y el morbo de esa circunstancia le atrae.
Manuel Tabens. Le detiene acusándolo de formar parte de la banda de Dollar, pero no logra reunir pruebas suficientes y se ve obligado a ponerlo en libertad.

  • En la ilustración he "serigrafiado" los bolis con el nombre del personaje, intentando una anticipación para ver qué tal quedaba. Alguien ha sugerido registrar la marca "Don Limpio" para los bolígrafos que van dejando chorretón de tinta como los caracoles baba. Es una idea. Atentos, emprendedores.
  • El cuadro de Picaso también lo he manipulado, por interés argumental. Pero, aunque la modificación es apreciable a simple vista, no voy a decir en qué consiste, a ver si el cuadro cuela como verdadero.

2 comentarios:

FireWire dijo...

Leí tu respuesta a mis sospechas. Quienes somos desconfiados es porque generalmente no tenemos motivos para confiar. En esta ocasión podré arriesgar un comentario sin que por ello muestre convencimiento acerca del truco. Creo que tu iniciativa bien lo vale, haya o no haya truco.
Bueno, pues el personaje de Don Limpio me parece un personaje bien documentado, un personaje con el que cualquier actor se mostrará feliz porque le dará mucho juego. Has cerrado una ficha muy completa pero a la vez dejas margen para que el actor pueda proponer. Ya tienes mi voto de confianza. Pero mi voto sobre el personaje, que no sobre la identidad o la verdad proclamada o las intenciones últimas de tu/vuesto proyecto en la web. Bye.

Abbe Nozal dijo...

Hola, Firewire. Aportaré un último razonamiento, por si te vale: Hay personas que somos prudentemente confiadas y otras que no lo son en absoluto. Ambos tipos de personas somos iguales en una cosa: sólo vivimos una vez. No insistiré.
Gracias por tu comentario respecto al personaje de Don Limpio. Espero que sea como señalas y el actor pueda sentirse a gusto. ¿Por qué no arriesgas el nombre de un actor a quien tú le ofrecerías el papel?
Saludos.